Cuando una exitosa generación de deportistas herculinos que superan la veintena ya triunfan en competiciones internacionales (como, por ejemplo, Sofía Toro, Irene Martínez, Helia González, Carlos Arévalo, Pablo Torres y Dani López Parada), se empieza a notar la importancia de los patrocinadores en el deporte, y aun así, sus sucesores pisan fuerte sin esperar su turno.

BS21School-Borja Sanchez- escuela pilotaje motociclismo galicia-falta de patrocinio para competir
Jóvenes deportista de élite de A Coruña se reunieron para hablar sobre la falta de patrocinios.

A Coruña es referencia en disciplinas de equipo, pero también en deportes individuales, de pelota, acuáticos o de motor. Y además de retener su calidad deportiva, es capaz de exportar talento, no solo en lo referente a los deportistas que se encuentran en los centros de alto rendimiento, como a los que ocupan un puesto fijo en clubes de primer orden nacional en disciplinas asentadas o emergentes, minoritarias o de práctica masiva.

Casos como el de Borja Sánchez, sin patrocinadores a media temporada, obligan a la emigración a muchos de los jóvenes

El pan de cada día para los deportistas gallegos que apuntan a la élite en disciplinas ajenas al fútbol es, precisamente, no tener pan. Borja Sánchez es quizás el caso más sangrante. Afrontaba su segunda temporada en Supersport 300, tercera categoría del Mundial de Superbikes, cuando un impago por parte de un patrocinador le puso contra las cuerdas. Al borde de la retirada. Así lo destapó hace diez días en las redes sociales: «Uno de los espónsor más importantes ha sufrido un impago, por lo que no podrá asumir este año mi sponsorizacion, las instituciones con ayudas al deportista, si llegan, llegan tarde, y mi familia y el equipo junto con el resto de los sponsor no llegan a los compromisos económicos, por lo que si no nos sale nada urgente, no podremos continuar». Solo unos días antes había logrado subirse al segundo peldaño del podio de Imola (Italia).

Gracias al apoyo de sus amigos, «la mejor afición», como él dice y como escribió en una pancarta que lució durante todo el fin de semana, el abegondés consiguió acudir el pasado fin de semana a la cita de Donnington Park. Y respondió con creces logrando un poco épico.

«Yo me sigo entrenando todos los días. Mis podios en las dos primeras carreras deberían servir para algo, pero los patrocinadores no acaban de implicarse. Lo que no puede asumir mi familia es seguir pagando para competir. El motociclismo es mi futuro. Ya no es un pasatiempo».

Así de duras son las palabras que pronunciaba ayer mismo en el encuentro con La Voz en Riazor el mejor piloto de motociclismo de velocidad de Galicia.

BS21School-Borja Sanchez- escuela pilotaje motociclismo-outeiro de rei-galicia-competicion

La emigración es obligada para muchos ellos debido a esta situación de carencia, que se ve agravada por el déficit que también existe en la exigencia competitiva a nivel autonómico. Este escenario es especialmente gravoso en el caso del deporte femenino de equipo, en el que muchos de los equipos de máxima categoría nacional no tienen contra quién competir en Galicia.

Escaseza de exigencia competitiva

Sucede, asimismo en disciplinas individuales. Lo cuentan el tenista Luis Fernández y el padelero Boris Botikali. «Decidí irme a Estados Unidos a estudiar mi carrera universitaria y jugar y entrenarme al máximo nivel para poder sopesar ser profesional. Hace tiempo que no compito en Galicia. Aguanté aquí lo que pude», dice Fernández. «Quiero meterme en el World Padel Tour y todo depende de tener entrenamientos de alta exigencia. Quizás para ello tenga que irme a Madrid o Barcelona, si me quiero dedicar a esto. El esfuerzo de los patrocinadores es clave para mi deporte», corrobora Botikali.

María Sanjurjo describe una situación habitual en el deporte femenino, ya que compite contra hombres hasta casi edad absoluta. «En realidad, a la larga puede que hasta nos favorezca porque llegamos con un carácter y una competitividad forjadas de un modo mucho más sólido», argumenta.

En otros casos, como el de Unai Cereijo o Alejandra Fernández, son los técnicos de la federación española los que realizan concentraciones o marcan las directrices de preparación.

Artículo redactado por La Voz de Galicia